¿Por qué?

Hace un largo tiempo atrás yo hablé con amigos acerca de un cortometraje ( titulado Desde la ventana de mi cuarto) hecho por otro amigo, el video artista Cao Guimarães.

En ese momento todos daban sus puntos de vista de una forma muy académica: el ángulo, los elementos, la niña y el niño personificando los papeles de la mujer y el hombre en la sociedad, el caballo abriendo la escena para introducir la animalización del ser humano… y entonces fue cuando alguien me preguntó por qué la obra me había impactado. Y yo dije: porque me recordaba mi niñez.

Todo en el cortometraje era realmente cercano a eso. Jugar en la lluvia, pelear con los niños más grandes, la libertad de ser uno mismo, la posibilidad de intentar algo sin juzgarse a sí mismo, como si se estuviera desnudo desde adentro como una bestia, como un animal.

Seguramente yo extrañaba ese sentimiento en aquel momento. Toda mi vida había estado tan absorbida por la idea de parecer siempre astuta, hasta que me di cuenta de que en realidad extrañaba a aquella niña libre. Y lo hice cuando estaba verdaderamente tocada por la obra de Cao. Fue ahí cuando me vino el clic. Fue cuando descubrí cómo me he relacionado con el arte desde niña.

Vengo de una familia normal. Nosotros no hacíamos visitas a los grandes museos y no hablábamos mucho acerca de arte en la casa. Mi abuelo era lo más cercano a un artista que llegué a tener en aquel tiempo, y tuve mucha suerte porque, a pesar de que él no sabía mucho de historia del arte, era un autodidacta que reproducía a los maestros por diversión.

Probablemente esa debe ser la razón por la cual yo empecé a tener esta sensación de que el arte es parte de mi vida. Era sencillo: yo adoraba a mi abuelo, por consiguiente, yo empecé a adorar el arte. Sí, y es que yo adoro el arte como si fuese un miembro de mi familia, alguien con quien uno habla de una forma supercercana.

Me tomó mucho tiempo comprender que sería interesante compartir esta experiencia con otros. Especialmente porque cuando lo hice, mucho  tiempo atrás, con mis amigos mientras hablaba acerca del video de Cao Guimarães, me sentí muy apenada al confesarlo, pero percibí que ellos también terminaron por tener sus propios clics.

Ahora bien, si usted está acá buscando algo muy inteligente para decirles a sus amigos inteligentes, este no es el lugar. Yo estudié historia del arte, teología, psicoanálisis, semiótica, filosofía y literatura; sin embargo, de lo que realmente sé es de mis experiencias y este proyecto es precisamente sobre eso. Usted probablemente va a encontrar en este blog conexiones muy vergonzosas con el arte y esté seguro de que yo las escribí también muy avergonzada. Pero esta es mi verdadera relación con el arte y las relaciones de verdad generalmente no son perfectas – es más, yo estoy segura de que usted también tiene una relación imperfecta con el arte escondida por ahí…

Asista abajo al corto

Quieres más? Haga un clic para acceder: http://www.caoguimaraes.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

lapieldelabatata

Bocetos, versiones, fragmentos de realidad · Textos por: Andrés Gómez O

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

%d bloggers like this: