En el medio

Ando un tanto obsesionada con historias de personas que pasan por experiencias fuera del cuerpo. Esa posibilidad de mirarse desde fuera, mirar alrededor sin sentir dolor, mientras navegas suelto en el espacio, debe ser una experiencia inolvidable –o por lo menos transformadora─.

Una vez yo tuve una experiencia de mirarme desde afuera, y de alguna forma me transformó. No, yo no llegué a salir del cuerpo ni tampoco me quedé flotando en el aire. Había acabado de llegar a Canadá, con un inglés horrible, y el único empleo que había logrado conseguir –por más irónico que parezca─ fue en un call center.

Básicamente oía gente regañándome cada cinco minutos, no podía decir que estaba embarazada y trabajaba en horarios que tomaban un pedazo de la madrugada. Pero necesitaba de esa experiencia.

El sitio era cerca del aeropuerto de Toronto, entonces se lograban ver los aviones bajando supercerca    –lo que de por sí ya era un riesgo─. Pero un día, en un intervalo, mientras me sentía lo peor de los humanos, preguntándome qué estaba haciendo allí, con una maestría y una carrera toda diseñada en Brasil, vi un avión bajando y tuve una epifanía: la de verme como si fuera el avión mismo.

No sé explicar exactamente cómo fue eso, pero, en medio de aquel clic, logré salir de mi cuerpo y comprender que yo estaba allí para aprender algo muy importante: la humildad. Comprendí que aquello era un proceso y resolví concentrarme en eso.

Fue cuando tuve la idea de que, toda vez que alguien me regañara en una llamada, yo le iba a tratar aun mejor. Yo comprendí que no era mejor que nadie, que debería tener más empatía por lo que el otro estaba pasando y no solo pensar en mí.

Casi alcancé el Nirvana: los meses pasaron más rápido y más leves. Mi hija nació, tuve mi licencia de maternidad garantizada y volví para trabajar en mi área, aún agradecida por todo.

Pero uno olvida. Uno olvida que la vida es un proceso en sí mismo, lleno de procesos chiquitos. Uno mira desesperado para el momento que está pasando y olvida preguntarse acerca del aprendizaje en torno de él. Mirar desde fuera y mirar para uno mismo, intentando encontrar qué está impidiéndome seguir, que no he aprendido aún.

En ese punto, yo envidio a artistas como Yayoi Kusama. Para mí queda claro que ella necesita del proceso, ella bucea dentro de él hasta la última gota. Cada puntico, cada pedacito de luz tiene una razón para ella, tiene esa noción del todo, la idea clara de quien mira tanto desde afuera que consigue bucear en sí mismo. El resultado es maravilloso, pero, más que eso, cuenta todo el viaje desde el viaje de cada pedacito.

Creo que nosotros sufrimos demasiado con los procesos. El camino puede ser siempre difícil, pero si gastamos tiempo mirando hacia abajo, concentrados en el pie que duele, acabamos por perder lo bello de la caminata. El proceso es lo que nos lleva a algún sitio y lo que, al final de cuentas, llevamos en el equipaje verdaderamente. Entonces hoy, en este día frio, sin sol, estoy aquí, haciendo el mismo ejercicio de salir de mi cuerpo, repitiendo todo eso para mí misma, mientras converso con ustedes.

PS: Descubrí que el documental sobre Yayoi Kusama va a ser lanzado en septiembre. La directora ‘sólo’ demoró más de una década para finalizarlo. ¿Hay más noción de proceso que eso? ¡Haz un clic abajo para ver el tráiler que ya es sensacional! 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

lapieldelabatata

Bocetos, versiones, fragmentos de realidad · Textos por: Andrés Gómez O

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

%d bloggers like this: